miércoles, 3 de marzo de 2010

El murciélago.


El murciélago es un tótem poderoso. Animal de poder de brujos y chamanes. La gente le tiene susto, pero no pueden negar que el de la foto es un belleza. Fíjense en el entramado de las alas y su cuerpo parece un peluche peludito y blanquito.

La palabra clave de este tótem es: renacimiento. El hecho de vivir en cavernas y en la mas profunda oscuridad hace que simbólicamente se le relacione con la muerte y el renacimiento.

Todos los rituales de iniciación, desde la antigua Grecia, pasando por los Mayas, y por los pueblos que habitaron nuestra Tierra del Fuego, incluían el pasaje de la muerte y la resurreción del guerrero. Antes de ser declarado adulto, antes de ser  un ya iniciado, el sujeto debía morir simbólicamente y resucitar.

La muerte se refiere a dejar el viejo yo, las mañas inadecuadas e infantiles, la querida neurosis, y salir de la caverna y la oscuridad convertidos en un nuevo ser, en un adulto.

Por eso Cristo estuvo en una caverna y resucita al tercer día. Los guerreros eran enterrados, o encerrados en una cueva, o debían sobrevivir a una dura prueba, donde la posibilidad de morir era real.

Chile está en estado de murciélago en estos días. La muerte y la oscuridad se presentaron de improviso. Lo peor y lo mejor de nosotros apareció. Debemos pasar la prueba y renacer al final del proceso. Entender que nos pasó, cuales son nuestras prioridades, en que nos hemos equivocado estos 20 años.

El murciélago como tótem, te enfrenta a un Marzo potente, con pruebas y desafíos que deberás sortear. Toma conciencia de que éste pertenece a un proceso de cambio global, y que la posibilidad de dejar la vieja piel detrás es real.





1 comentario:

  1. Muchisimas gracias por esta publicación,me aporta lo que buscaba .

    ResponderEliminar